martes, 13 de mayo de 2008

Fundación desde una ventana


"Me alejé. Todo lo conocido se encontraba ya separado de mi. Muy lejos. Más allá de algo que no se puede nombrar, porque no existía el abismo.
El universo se quedó sin nombres; sin espacio y sin tiempo.
Ahora escucho mi voz, y sé que me fue dada para reinventar todos los ritos.
Tuve que acudir, no sin resistencia, a la fundación de todos los principios y de todos los finales. Ante mi apatía todo volvió a crearse. Sin falsos misterios ni destellos de engañosas maravillas.
Me hallo de nuevo en el mundo. Puedo desplazarme con la angustiante destreza de conocer cada uno de sus inventos y todas sus representaciones.
Lo único que no me fue revelado aún es la propia realidad, tal vez porque descubrí a tiempo que su destino volvería a estar condenado al fracaso."

1 comentario:

Sophie dijo...

HOla! paso por aquí para dejarte un saludo en tu blog. Agradecerte la visita al mío y tenerte presente para seguir leyendo tus escritos.

Besos